Hace unos años tuve la posibilidad de visitar La Habana, Cuba. Entre las muchas recomendaciones que me hicieron una llamó mi atención, no podía irme sin visitar La Cámara Oscura.

Mi afición por la fotografía no pasaba de un hobby, sin conocimiento formal, así que había escuchado el término pero nunca había profundizado sobre su significado. Sin dudarlo, fui al Edificio Gomez Vila en La Plaza Vieja y es ahí donde tuve la maravillosa experiencia de ver La Habana desde el interior de una Cámara Oscura, una sala cerrada cuya única fuente de luz era un pequeño orificio practicado en uno de los muros, por donde entraban los rayos luminosos reflejando los objetos del exterior en una pantalla.

 

 By Exfordy
                                                                                                           

Años mas tarde, en Buenos Aires un taller de fotografía me llamó la atención. Utilizando los principios de la cámara oscura, permitía la construcción de una cámara estenopeica. Este tipo de cámaras tienen la particularidad de que no poseen lente y se realizan con cualquier material al alcance de la mano, latas, cajas, madera o lo que la imaginación permita. Se transforman de esta manera en la manifestación más simple de la fotografía. El taller me permitio acceder a la fotografía desde una manera mas sencilla, aprendí a armar mis propias cámaras, sacar fotos y revelarlas.

Estenópolis tiene como objetivo acercar la fotografía estenopeica a todos aquellos que quieran ver el mundo desde un estenopo. ¡Pasen y Vean!